Hoy es la primer luna llena del año. Los nativos americanos la han llamado “Luna llena del lobo” por que en estas fechas de crudo invierno podían escuchar el aullido hambriento de los lobos que se acercaban a sus villas.

El lobo en diversas sociedades y culturas es un arquetipo con diferentes interpretaciones, la cultura de masas se ha encargado de venderlo como un ser despiadado, engañoso, traidor y falso. Desde el lobo de caperucita hasta los licántropos modernos, la figura del lobo se ha ido desvirtuando hasta hacernos olvidar sus cualidades de tótem. Inteligencia, astucia, comunicación, amistad, lealtad, generosidad y compasión.

Los arquetipos y las energías del cosmos nos brindan constantemente oportunidades para conectar con la verdad. Durante esta fase del ciclo lunar (luna llena) todo se hace más intenso en el cuerpo, la mente y las emociones, si te encuentras de buen humor es posible que experimentes más gozo y viceversa si te sientes enfadada por algo.

Practicar la meditación en esta fase lunar de totalidad te permitirá encontrar claridad y equilibrio, recuerda que somos cuerpo, mente, espíritu, energía, sentimientos y muchas cosas más y todo eso que somos nos permite crear nuestra realidad. ¡Qué mejor que generar esta realidad de manera consiente!

Para comenzar a cambiar tu realidad es importante que seas coherente con lo que haces, con lo que dices, con lo que piensas y con lo que deseas. La energía y la luz de la luna llena te pueden ayudar a sintonizar tu cuerpo (lo que haces) tu mente (lo que piensas) y tu espíritu (lo que deseas) a través de la meditación.

La meditación puede acercarte al auto conocimiento y conocerte de verdad te ayudará a alejarte de las ilusiones y paradigmas que coartan tu ser y tu merecimiento.

¿Por qué meditar en plenilunio?

  • Si te es familiar el kybalion, texto esotérico atribuido a Hermes Trismegistro, habrás escuchado esto: “Como es arriba, es abajo, como es afuera, es adentro”. La luz que emite la luna es sinónimo de conciencia y es cuando la energía en ella y en ti se encuentran en su máximo esplendor.
  • La energía a tu alrededor es constante, ininterrumpida y se moldea de acurdo a tu pensamiento. La energía de una luna llena te puede ayudar a ordenar tu mente y por ende tu pensamiento para transformar la energía en ti y a tu alrededor de acuerdo a tu intención.
  • En este momento la luna se sitúa a 180º del sol dejando la “puerta abierta”, con mínima interferencia y máxima energía espiritual disponible para mediar sobre ti.
  • Los ancestros desde hace miles de años se han reunido para meditar, para danzar, para ofrendar en plenilunio, su trabajo ha creado un canal colectivo en el que cada persona que se suma se vuelve parte de una conciencia colectiva que ha buscado servir, sanar, equilibrar y agradecer. Así cuando meditas no estás solo, te alineas con un todo de fuerzas superiores, personas del presente y hermanos del pasado.

La energía de la luna llena nos toca a todos en la naturaleza y todos nos vemos afectados por su energía seamos consientes de ello o no. La diferencia radica en cómo aprovechar las oportunidades para trabajar en ser cada día mejores y mas dignos hijos de la creación. Meditar unidos en estos días es un servicio maravilloso hacia ti y hacia lo demás.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave the field below empty!