img_blog-5En el post anterior compartimos contigo un ejercicio para ayudarte a conectar con el poder del perdón.

¿Cómo te fue?

Si es la primera vez que te acercas a la práctica de la meditación tal vez hayas tenido algunas dificultades lo que es normal pues estamos rodeados por múltiples distractores que nos desvinculan de nosotros mismos.

A manera de recomendación te sugerimos que lo primero que hagas para llevar a cabo una práctica de meditación exitosa sea preguntarte ¿para qué quiero meditar?

Cuando hacemos las cosas sin propósito es más probable que las abandonemos, en cambio, cuando hay una razón, una meta u objetivo la perseverancia se hará presente.

Cuando hayas establecido un propósito lo siguiente es trabajar en la técnica. Siendo honestos meditar es sencillo pero no es fácil, se requiere de disciplina física, mental, energética y espiritual.

Tú puedes meditar, calmar tu energía, armonizarla, sanarla y dirigirla hacia una intención, si practicas y eres constante pronto se hará un hábito tan natural como cepillar tus dientes.

La información que te estaremos compartiendo está pensada para que te sientas cómodo y sobre todo obtengas resultados graduales pero contundentes, créenos, no hay nada más efectivo que visualizar, manifestar o incluso pedir desde el gozo, la felicidad y especialmente desde el amor.

Pronto compartiremos contigo un súper consejo para comenzar a practicar la meditación. Si no quieres esperar mira esto.

¡Despierta tu poder ilimitado!

Sin más por ahora, te enviamos un fuerte abrazo deseando que en tu vida abunde el amor y bienestar que por derecho te corresponde.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave the field below empty!