¿Has notado que para casi todos, tal vez incluso para ti, es imprescindible el teléfono celular?. ¿Te has dado cuenta de la angustia que abate a aquellos “desafortunados” que se quedan sin batería?.Para muchos un celular sin pila representa la mayor limitante para vivir, para existir, para hacer, para trabajar, incluso para relacionarse. Tanto es el pánico a desconectarse y a interactuar con otro ser humano que incluso ahora compramos baterías para cargar baterías …

Mantener cargado el celular es prioridad, uno no se atreve a salir a la calle con la pila en rojo y aquellos osados que lo hacen seguro echan el cargador a la bolsa.

¿Has pensado en hacer lo mismo contigo?

Los seres humanos también funcionamos con energías que obtenemos de diversas fuentes y que consumimos a la largo del día. La comida, el descanso, la respiración, el universo son algunas de las fuentes de las que la obtenemos. ¿Cuántas veces te ocupas de comenzar el día con tu pila al 100%?.

Cargar tu batería física, mental y espiritual cada mañana con la energía de un nuevo sol te ayudará a tener una actitud diferente ante los problemas, a sonreír más, a contemplar con otros ojos los pequeños y maravillosos detalles de la vida, a disfrutar de lo sutil y a manejar el enojo y otras emociones que te alejan de ti mismo.

Además de alimentarte bien, empieza el día meditando. Dedica tan solo 10 minutos a cargar tu espíritu y tu mente de energía agradeciendo, visualizando tu día como tu lo quieres, ordenando tus actividades en tus pensamientos, respirando y armonizándote.

No es necesario que te despiertes mucho tiempo antes de lo habitual, tan solo 10 a 15 minutos. Verás que este pequeño buen hábito de meditar por las mañanas y cargarte de energía hará una notable diferencia en tu vida.

Si quieres aprender más sobre cómo meditar te invitamos a hacer click aquí

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave the field below empty!